Concepto de hermafrodita

La palabra Hermafrodita, proveniente en su etimología del latín “hermaphroditus” resulta de la unión de los nombres de dos deidades griegas Hermes y Afrodita, que con su amor generaron a Hermafrodito, un niño de hermoso aspecto, que en su adolescencia, y por acción divina, se convirtió en un ser que poseía ambos sexos en su persona.

Ser hermafrodita significa poseer gónadas de ambos sexos en un mismo individuo. En las plantas esto es muy frecuente, y en este caso, las plantas hermafroditas, poseen en sus flores, androceo y gineceo, `pudiendo autopolinizarse.

Concepto de hermafrodita

Existe un llamado hermafroditismo secuencial, que implica que se nace con un sexo y luego se adquiere el otro, como ocurre con ciertas especies de peces. Existen también peces con hermafroditismo estable desde su inicio.

Es muy extraño encontrar en animales superiores y en el ser humano un hermafroditismo puro; en general o son características físicas o de sus órganos genitales que los muestran como de ambos sexos, pero existe un predominio de uno sobre el otro, que hace que en la reproducción actúen como macho o como hembras. Para la reproducción se necesita la intervención de otro individuo de la especie, ya que a pesar de poseer ambos sexos no pueden auto reproducirse, lo que solo ocurre en los animales de menor rango en la escala zoológica como en las lombrices de tierra, caracoles o estrellas de mar.

Entre los humanos se habla de intersexualidad. Existen ciertas manifestaciones clínicas de algunas enfermedades que pueden confundirse con la intersexualidad, como sucede con el síndrome de Klinefelter, que puede afectar al sexo masculino, y que consiste en una alteración genética que afecta a los cromosomas, poseyendo un cromosoma X de más por lo menos, que origina hipogonadismo.