Concepto de jaqueca

El origen de la palabra jaqueca es árabe. Procede de šaqīqah y su significado es mitad. Este nombre fue elegido para designar el dolor que afecta la mitad de la cabeza ya desde su uso entre los árabes. Si bien se inicia en un hemisferio, luego puede extenderse a toda el área del cráneo. Se trata de un dolor intenso y pulsátil, crónico, difícil de quitar y bastante habitual. En nuestro idioma el término fue probablemente introducido por el rey Alfonso X el Sabio en su libro mágico y médico, titulado “Lapidario”, del siglo XIII.

Concepto de jaqueca

El término de origen latino equivalente es migraña, y sus causas no están del todo determinadas (podría obedecer a la vasoconstricción y luego la vasodilatación de las arterias del cráneo o a problemas intestinales) y si bien puede ocurrir a cualquier edad, son más comunes a partir de la mitad de la vida, y las más afectadas son las mujeres. Quien sufre de jaquecas ve entorpecido el normal desarrollo de su vida cotidiana y la calidad de vida se resiente, especialmente si los ataques ocurren a intervalos breves. Los desencadenantes suelen ser diversos: estrés, mala alimentación, falta de sueño, ciclo menstrual, exceso de trabajo o estudio, etcétera.

La persona con jaqueca, puede en forma asociada sentir náuseas, molestarle la luz (fotofobia) y/o el ruido (fonofobia o ligirofobia).

Ejemplos: “Sufro de jaquecas desde hace más de diez años y eso me ha impedido ascender en mi trabajo pues registro mucho ausentismo” o “La jaqueca y las náuseas tornan muy difíciles mis días”.

La mayoría de las jaquecas son las llamadas “sin aura”, donde el dolor se presenta sin aviso previo, mientras que en las “con aura” hay síntomas o avisos (sensitivos, visuales o del lenguaje) que la anuncian. Las auras más comunes son las visuales en forma de destellos de luz, lineales o en zig zag.