Concepto de marsupial

La palabra marsupial se originó en el griego “marsipyon” de donde pasó al latín como “marsupĭum”, y su significado es, “bolsa”. Esto alude a que los marsupiales se caracterizan por poseer las hembras en su vientre, una bolsa, que se conoce como marsupio, que les sirve de protección, incubadora y transporte de sus crías.

Hace cien millones de años los había en todo el mundo, pero luego con la evolución de los mamiferos muchos se extinguieron, y solo se conservaron en Australia, donde no llegaron los mamíferos evolucionados, como los caballos. Algunos se encuentran en América, como la zarigüeya.

Concepto de marsupial

Hay muchos tipos de marsupiales, aproximadamente doscientas especies, entre ellos, ratones y perros, pero los más conocidos son los canguros y koalas. El lobo de Tasmania se extinguió en 1936 cuando el último de ellos, que sobrevivió a la matanza de los granjeros que los combatían por matar a sus ovejas, y también enfermedades; murió en el zoológico donde residía.

Los canguros machos miden tres metros de altura, las hembras, un metro. Se desplazan a saltos, solo para adelante, con el impulso de sus largas patas traseras, y la cola les ayuda a mantener el equilibrio. Pueden avanzar hasta sesenta y cinco kilómetros por hora. Son herbívoros, de cara alargada, y con grandes dientes planos. Para refrescarse se lamen una zona de los brazos donde no tienen pelos. Cuando nacen son diminutos, miden menos de dos centímetros, y carecen de ojos, pelos y patas. Reptando llegan al marsupio donde completan su desarrollo y puede alimentarse mamando.

Los koalas son robustos, peludos y miden alrededor de 80 centímetros, siendo similares a los perezosos, pues son arborícoras. Su cabeza es grande y redonda, con prominentes orejas redondeadas.