Concepto de microondas

Habiendo ya definido las ondas nos ocuparemos ahora de las microondas, aquellas cuya longitud de onda es pocos centímetros (entre 1 milímetro y un metro). Son menores que las ondas de radio pero mayores que las ultravioletas. Su frecuencia es de entre 300 MHz y 300 GHz lo que es ultra alta.

Integran el espectro de alta frecuencia de las ondas electromagnéticas, que se originan en dispositivos sólidos y tubos de vacío.

Se usan en radares, en telefonía y en televisión, en Astronomía, y para comunicación satelital, donde se transportan en línea recta las microondas del aparato transmisor al receptor. En conexiones locales e internacionales, son muy preciadas, por su ancho de banda y su bajo costo relativo. La señal puede verse obstaculizada si se pierde su línea recta, por ejemplo si se interpone una gran lluvia. En Informática las redes de microondas son inalámbricas, utilizando antenas para la transmisión.

Una aplicación moderna es en los hornos a microondas que deben su funcionamiento a la elevada absorción que la materia orgánica responde a la radiación electromagnética, lo que origina que los alimentos se calienten en forma rápida por agitación molecular. Su frecuencia es aproximadamente 2,45 GHz. Las moléculas de agua se mueven en determinada dirección, pero luego rotan al variarse el campo eléctrico, originando calor a causa de fricción. Se necesita agua, los alimentos secos o platos vacíos no se calientan. Aparentemente fueron las rosetas de maíz lo primero que se calentó en microondas para demostrar su efectividad, y lo hizo el científico estadounidense Percy Spencer, en 1945.