Concepto de potencia

Potencia, en su etimología nos remonta al vocablo latino “potencia” que significa fuerza o poder.

Se llama potencia a la virtud generadora, aquello que guarda en su esencia la posibilidad de ser en acto. El filósofo griego Aristóteles distinguió entre la potencia y el acto, siendo el ser el paso del primer estado al segundo. La semilla por ejemplo, es en potencia una planta, que al germinar estará en acto, o sea, ya estará en estado de planta.

Es cualquiera de las facultades del alma: entendimiento (facultad de conocer), voluntad (capacidad de querer) y memoria (aptitud de acordarse).

Alude también a la fuerza personal o de corporaciones, incluyendo al Estado soberano. Cuando un país tiene mucha fuerza y peso en sus decisiones a nivel nacional e internacional se dice que es una potencia. Ejemplo: “Estados Unidos es una gran potencia”.

Los grupos de rayos luminosos que se colocan en las imágenes de Cristo y en la frente de Moisés, también reciben el nombre de potencias.

En Física, la potencia es la cantidad de trabajo realizado en una unidad temporal. La potencia eléctrica es la cantidad de energía que absorbe o entrega un elemento en un vatio, que es la unidad de tiempo. En un motor, su potencia se mide en kilovatios o caballos de vapor.

Otra acepción de potencia es el alcance que puede darse a una pieza de artillería, o la fuerza que produce el movimiento de una maquinaria.

En Matemática se denomina potencia de un número, al producto resultante de multiplicarlo por sí mismo ya sea una o más veces.