Concepto de purificación

La purificación designa tanto a la acción como al efecto de purificar, del latín “purificāre” que consiste en volver a hacer puro, limpio, sin contaminantes algo que no lo está, o quitarle sus elementos o sustancias extrañas.

En materia religiosa

En diversas religiones antiguas y modernas existen rituales de purificación del alma de los pecadores. El fuego ha sido usado como un terrible elemento de purificación del alma pero destructor del cuerpo, como sucedió también con la flagelación. Otros medios menos cruentos son el exorcismo, o el agua bendita, usada en ceremonias tales como el bautismo cristiano, religión ésta que también purifica a través de la confesión y la extremaunción.

Concepto de purificación

Para los judíos, mensualmente las mujeres deben purificarse luego de menstruar, y antes de volver a tener relaciones sexuales con sus maridos. Esto se realiza en la mikvé (baño ritual en una fuente de agua natural, que actualmente se realizan en piscinas especiales donde el cuerpo debe sumergirse en su totalidad). Estos baños rituales también deben hacerlo las mujeres judías ortodoxas antes de casarse.

En el Islam estas purificaciones con agua o abluciones pueden ser grandes o pequeñas. Las primeras consisten en el lavado del cuerpo completo que al igual que en el judaísmo se hace luego de la menstruación, pero también luego del parto o de tener relaciones sexuales. Las pequeñas se hacen antes de orar o de dirigirse a la peregrinación sagrada a La Meca. Se hacen lavados específicos acompañados de rezos.

Del agua

El agua que usamos en nuestra vida cotidiana para que sea potable requiere un proceso de purificación que elimine microorganismos y residuos, lo que se hace a través de una serie de pasos que comienzan con la cloración, y continúan con procesos de filtrado, eliminación de la dureza, ósmosis inversa sometiendo el agua a presiones muy altas, haciéndola pasar por una membrana semipermeable que logra separar el agua según su contenido en sales. La esterilización se completa pasándola por una luz ultravioleta, y luego, a fin de eliminar las radiaciones, se la somete a la ozonificación.