Concepto de sinapsis

Sinapsis es una palabra que deriva de la griega “synapsis” de donde “syn” significa junto, y “apsis” unión. Este neologismo es obra del fisiólogo británico Michael Foster, quien lo acuñó afines del siglo XIX.

La sinapsis es un proceso que ocurre en las neuronas, cuando algún estímulo provoca que pase una información, y entonces los axones o cilindroejes (prolongación de longitud considerable) pertenecientes a una neurona, se unen o juntan por la acción de sustancias químicas que agilizan el proceso, con las dendritas (prolongaciones microscópicas) de otra neurona. La relación también puede ocurrir entre el axón y el cuerpo celular pero nunca puede suceder entre dos dendritas, dos axones o dos cuerpos celulares. La función es transmitir el impulso nervioso, a veces dejándolo pasar y otras no, provocando respuestas de acción o inacción, según el caso.

Esas sustancias que intervienen como neurotransmisoras en la sinapsis para permitir el salto del espacio que separa el axón de las dendritas (que es de alrededor de 200 angström) son la adrenalina, la serotonina, la histamina, la acetilcolina, la noradrenalina y la dopamina.

La unión intercelular entre las neuronas no es anatómica sino funcional. Todas las vías nerviosas están formadas por varias cadenas neuronales. Cuando en una célula nerviosa se origina un impulso, que se propaga a lo largo del cilindroeje, en una única dirección, arriba a otra célula nerviosa, donde se provoca una nueva excitación y con ello otro estimulo nervioso.

Existen sustancias que alteran la acción de los neurotransmisores, como el alcohol, los antidrepresivos, los antipsicóticos, la cafeína o la nicotina.