Concepto de sueño

Del latín “somnus” el sueño se opone a la vigilia y ocurre cuando el individuo duerme, lo que es una necesidad vital para humanos y gran parte de los mamíferos, y está a cargo de la región anterior y posterior del hipotálamo. El cuerpo se halla en reposo y existe poca actividad fisiológica, mientras la mente humana se abre a la imaginación y se liberan los deseos inconscientes y los traumas reprimidos. Cuando se sueña se vivencian experiencias que muchas veces son descabelladas o imposibles de comprender desde un análisis realista, pero el psicoanálisis ha profundizado, sobre todo desde los estudios de su creador Sigmond Freud, en su interpretación.

Concepto de sueño

En general pueden reconocerse en el sueño cinco etapas o fases progresivas y cíclicas (4 o 5 ciclos). La primera que tarda unos diez minutos es un sueño liviano del que puede despertarse fácilmente. Disminuye la actividad muscular y se enlentece el movimiento de los ojos. En la segunda etapa los ojos detienen su movimiento y las ondas cerebrales comienzan a hacerse cada vez más lentas con muy pocas rápidas, las que desaparecen casi definitivamente el la etapa número tres, que dura unos tres minutos, quedando sobre todo las deltas (lentas) que son las únicas que encontramos en la cuarta fase, que suele perdurar por 20 minutos. Estas dos últimas se denominan de sueño profundo, donde es más difícil despertar. No hay actividad de los músculos ni de los ojos.

A partir de entonces comienza lo que se conoce como el sueño REM, reconocido científicamente desde 1953, por monitoreo cerebral probándose que es similar a la que se tiene en estado de vigilia; donde los ojos recobran un movimiento rápido, de allí el nombre REM por las siglas en inglés “Rapid Eye Movements”. La respiración se reanuda mientras los músculos permanecen en estado de quietud. Suben la presión arterial, el ritmo cardiaco y crecen las ondas cerebrales, siendo en este período en que se producen los sueños propiamente dichos.

El sueño produce la restauración cognitiva durante la fase REM; y durante el sueño profundo la recomposición física, indispensable para realizar las actividades conscientes. Si bien tener sueño es algo natural puede ser inducido químicamente a través de ciertos fármacos hipnóticos. Otros, llamados antihipnóticos tienen el efecto contrario, o sea, impiden el sueño. Quienes presentan dificultades para conciliar el sueño padecen insomnio.

Se dice que soñamos despiertos cuando imaginamos cosas o proyectamos, mientras estamos en estado de vigilia.