Concepto de divisa

La palabra divisa proviene etimológicamente del latín “divisus” con el significado de fraccionado o dividido. Se aplica en Economía, a las monedas extranjeras que operan en un país distinto al de aquel en la que tienen curso legal. La entrada de divisas a través de la exportación de mercaderías o del flujo turístico, es un modo de que un país crezca económicamente.

Las monedas de los diferentes países tienen diferentes valores, estableciéndose una paridad entre ellas, cuando poseen el mismo valor. En general para encontrar esta paridad o equilibrio entre divisas, deben entregarse varias de una para equiparar el valor de la otra.

Concepto de divisa

Las divisas son valores negociables en el mercado de divisas, de carácter descentralizado y mundial. La cotización es dependiente de los agentes participantes. Actúa en forma constante, menos los fines de semana. Si bien es autónomo con respecto a las operaciones bursátiles, éstas poseen influencias sobre el mercado de divisas. Quienes tienen mayor participación son las entidades financieras, incluyendo los bancos centrales; las compañías comerciales y los gestores de fondos de comercio.

En el mercado de valores las monedas extranjeras o divisas poseen un orden de apreciación económica, fluctuante, siendo las más cotizadas, el dólar, el euro, el yen japonés y la libra esterlina, siendo esta última la más antigua que aún se usa.

En otro sentido, una divisa es el signo distintivo que nos permite divisar, distinguir o visualizar alguna persona o cosa. Por ejemplo la “divisa punzó” fue un distintivo, impuesto por decreto, consistente en una faja roja, que usaron los representantes del federalismo argentino, en la época de Juan Manuel de Rosas, en el año 1832.