Concepto de editar

La palabra editar procede etimlógicamente de la palabra francesa “éditer” y se refiere a la acción de hacer pública una obra, ya sea un libro, un disco, un periódico, un folleto, un catálogo de ventas, un mapa, etcétera, imprimiéndola o dándola a conocer por cualquier otro medio, real o virtual.

Se cree que el primer libro impreso fue hecho en China, grabando en madera en el siglo IX, y se trató del “Sutra de Diamante”. Sin embargo, el primer libro editado tras la invención de la imprenta en el siglo XV fue la Santa Biblia.

Los que tienen la profesión de editar, se denominan editores, y asumen el riesgo de que la venta no supere los costos de edición. La empresa que se dedica a esta misión se llama editorial.

Editar puede usarse como sinónimo de publicar o también para referirse a las correcciones que suelen hacerse a los textos antes de que salgan a la vida pública. Por ejemplo: “Debo dedicarme a editar este trabajo pues me he dado cuenta de que contiene errores ortográficos y redundancias”.

En el ámbito informático, se edita, cuando se puede ver un archivo en la pantalla, luego de creado o de ser modificado. Para editar se suele trabajar sobre el texto, copiando, cortando, borrando, etcétera. El programa que permite la edición de archivos digitales recibe el nombre de editor de textos.

Se edita un programa de televisión o de radio, cuando las grabaciones se organizan, seleccionando de entre las originales, las que saldrán al aire, por supuesto, cuando no se trata de programas en vivo. Por ejemplo: “yo no quise decir eso que salió al aire, lo expresé dentro de un contexto, que fue editado, y con ello le cambiaron el sentido a mis palabras, que ahora aparecen ofensivas”.