Concepto de certamen

La palabra certamen procede de idéntico término latino, que si bien puede usarse como sinónimo de concurso, tiene un marco de aplicación algo más restringido, ya que un concurso, es toda prueba o competencia donde dos o más individuos, deben demostrar sus capacidades, habilidades, atributos, etcétera, para vencer a sus contrincantes y obtener la victoria, decidiendo un jurado especializado el orden de mérito. Cuando ese concurso es abierto y se premia al ganador o a los ganadores, recibe el nombre de certamen.

Puede haber certámenes de varias temáticas: de belleza, literarios, deportivos, artísticos, científicos, etcétera. La competencia invita a superarse y mejorar; pero cuando el competidor trata de vencer a cualquier costo, no resulta sano ni deseable. Es positivo saber lidiar tanto con el triunfo como con la derrota, entendiendo que ni uno ni otro son para siempre.

Ejemplos: “Me anoté en un certamen de ajedrez, y si gano, me premiarán con mucho dinero”, “El certamen de poesía se desarrolló en tres etapas, donde se fueron preseleccionando las obras, y el que resulte vencedor, podrá editar su libro”, “En el certamen de canto, uno de los concursantes, se llevó todos los aplausos” o “El certamen de esculturas, promete un viaje como premio”.

En algunos de estos certámenes, se premia, la aptitud, la dedicación y el esfuerzo; y en otros, solo características naturales y subjetivas, donde el mérito poco importa, como en los cuestionados certámenes de belleza, donde la persona que a juicio del jurado, reúne los cánones impuestos por la cultura, los que son variables, para ser considerada hermosa, resulta ganadora. Lo que es un ser humano bello, es objeto de debate, aunque ya la antigua escuela pitagórica, aplicaba a las proporciones del rostro y el cuerpo, reglas matemáticas de simetría para calificar a alguien como bello o feo. Como curiosidad, los mayas creían que el estrabismo era una característica hermosa y algunas tribus birmanas se estiran el cuello porque consideran que es bonito tenerlo largo. La Biblia menciona un certamen de este tipo, organizado por el rey persa, Ausero, donde Esther, de origen hebreo, fue la elegida y se convirtió en esposa del rey. En 1854, se pretendió, infructuosamente, realizar en Estados Unidos, el primer certamen de belleza en sentido moderno, pero, a pesar de no haberse llevado a cabo, inició la costumbre que perdura hasta la actualidad.

Los certámenes deportivos, reconocen en los juegos olímpicos de la Grecia antigua, un claro antecedente, los que se disputaban cada cuatro años. También allí se celebraban certámenes artísticos como el de Heraldos y Trompetas”.

Por extensión, se le dice certamen a cualquier pelea, desafío o torneo, aunque su premio solo sea simbólico.

Buscar otro concepto