Concepto de espacio urbano

Se puede definir un espacio urbano, como aquel que cuenta con viviendas contiguas, organización interna, distribución de las viviendas en calles, manzanas y lugares con espacios verdes, centros de actividad política, de seguridad, educacionales, de salud, actividad comercial, y servicios de luz, agua potable, cloacas, comunicación, y con una población mínima variable de acuerdo a los países (en México deben contar con al menos 15.000 habitantes, en Argentina con 2.000) ocupada especialmente en los sectores secundarios y terciarios de la economía.

Los primeros asentamientos urbanos datan del período Neolítico. En la Edad Antigua florecieron ciudades como la Roma de la época de Augusto, o Constantinopla; pero las invasiones bárbaras las desintegraron. El renacimiento de la vida urbana puede situarse en el siglo XI con el crecimiento de las actividades comerciales y artesanales, lo que se profundizó con el descubrimiento de América en el siglo XV, que estimuló el intercambio comercial.

Las ciudades se instalaron en sus inicios donde las condiciones naturales eran más favorables; luego, con el comercio, donde había mayor flujo de gente. Las ciudades musulmanas se desarrollaron en torno a las mezquitas.

La Revolución Industrial de mediados del siglo XVIII marcó un gran predominio del espacio urbano sobre el rural, con el desplazamiento de campesinos a las ciudades en busca de trabajo en las flamantes industrias. En este período se da el apogeo de las ciudades industriales, como Londres, Nueva York o Chicago. Paralelamente al incremento poblacional, las ciudades comenzaron a padecer el problema de la contaminación ambiental.

Si bien la urbanización ha crecido en forma considerable, la población rural en el mundo sigue siendo un poco mayor.