Concepto de captación

La captación es el efecto de captar, del latín “capio”, que significa capturar. Por lo tanto la captación importa capturar, tomar algo ajeno para hacerlo propio o simplemente para conocerlo, estudiarlo, cuidarnos de sus efectos, etcétera, ya sean cosas materiales, imágenes o ideas.

Los sentidos son los que permiten a los integrantes del mundo animal realizar la captación de lo que constituye el mundo exterior, y actuar en consecuencia; así cuando captamos que está lloviendo saldremos con paraguas, cuando captamos que pasa un auto nos abstenemos de cruzar la calle, etcétera. También captamos por los sentidos la belleza de las flores, o el canto de los pájaros, a través del sentido de la vista y el oído respectivamente.

La inteligencia nos permite a los humanos captar comprensivamente la realidad que nos rodea y aprehender enseñanzas que la cultura ha resguardado y transmitido gracias a ello, de generación en generación. Así decimos por ejemplo: “El grupo de alumnos ha captado perfectamente la idea del proceso revolucionario que quería enseñar”. Captar la atención de alguien es lograr que esa persona se concentre en el mensaje oral o escrito que se desea entregar.

En Economía se habla de captación de depósitos cuando los Bancos logran que los clientes confíen en ellos para depositar sus ahorros. También de captación de clientes, cuando las empresas formulan distintas estrategias de marketing para atraer a la clientela, y ser preferidos con respecto a la competencia.

Se utiliza además, para referirse a la captación de agua que proviene de uno o varios manantiales.

También se usa la palabra que nos ocupa para hablar de la captura de señales, por ejemplo, “la antena ha captado las señales de radio”.