Concepto de idiosincrasia

La palabra idiosincrasia tiene un origen griego. Proviene de ἰδιοσυγκρασία “idiosyncrasía” palabra compuesta `por “ídios” que puede traducirse como singular o particular y “sýncrasis” que alude a la mezcla, y lleva a formar el temperamento, por la mezcla de elementos que lo conforman. La acuñó en el año 1861, el novelista del género realista, de nacionalidad española, Pedro Antonio de Alarcón, para designar a la manera de actuar de los napolitanos.

Por un lado la idiosincrasia se refiere al temperamento que caracteriza a cada individuo dado por herencia y a la conducta individual aprendida; pero también designa a la particular manera de comportarse de un conjunto de personas integrantes de una comunidad. Ambos aspectos están íntimamente relacionados, ya que la idiosincrasia de un pueblo o grupo se forma a partir de las idiosincrasias individuales de quienes lo conforman; pero también las tradiciones, relaciones sociales, costumbres y cultura general del conjunto influyen en la idiosincrasia individual. Por supuesto que la idiosincrasia si bien da características comunes sobre el grupo en cuestión, no prescinde de las excepciones que pudieran darse a nivel individual.

Concepto de idiosincrasia

Sirve este concepto además, para denotar las características distintivas de un grupo en comparación con otro u otros. Ejemplos: “la idiosincrasia de mi pueblo es muy particular, y no queremos perderla por los efectos de la globalización”, “cada país tiene su particular modo de expresarse, sentir y actuar, que conforma su idiosincrasia” o “la idiosincrasia de un lugar está profundamente ligada a su historia”.

En Medicina el concepto de idiosincrasia hace alusión a cómo responde el organismo individual por su propia constitución genética, ante la recepción de un medicamento, en general cuando lo hace de modo adverso, sin ser una alergia, sino provocado por una carencia enzimática.