Concepto de comillas

Las comillas son un signo de puntuación caracterizado por colocar dos pequeñas comas (de allí comillas) que se abren en lo alto de una palabra o frase que se desea entrecomillar y se cierran al final, sin dejar espacio entre la palabra y las comillas. Estas se denominan comillas inglesas; las simples consisten en colocar una sola de estas pequeñas comas al principio y al final. Suelen cumplir la misma función del guión.

Se utilizan comillas cuando se realiza una cita textual; por ejemplo: Dijo Sartre “El hombre nace libre, responsable y sin excusas”; o cuando se utiliza una palabra en idioma diferente al del resto del texto; ejemplo: En la antigua Roma la “capitis deminutio” importaba perder alguno de los tres estados que poseía la persona. También se utiliza cuando queremos destacar alguna palabra o frase, nombrar títulos de libros o de artículos, incorporar alguna ironía, o alguna vulgaridad, o transcribir una idea o pensamiento, o para destacar, separando, lo que no integra la oración o cuando se citan ejemplos (aunque en estos dos últimos casos se recomienda el uso de paréntesis).

Las comillas angulares o españolas (« ») colocadas en el medio del renglón, se deben usar cuando el texto aún no posee ningún entrecomillado, y luego utilizar, para diferenciar otras palabras o frases destacadas, las simples o las dobles.

Estas comillas, u otras similares son de so en otras lenguas. En rumano o polaco las comillas iniciales se colocan en la parte baja del renglón, y las de cierre en la parte superior.