Concepto de subjuntivo

La palabra subjuntivo nos remite etimológicamente al latín “subiunctīvus”, y es en Gramática un modo verbal, donde la acción se concibe en forma subjetiva (de allí la denominación de modo subjuntivo).

Así como en el modo indicativo la acción es pensada y expresada como real en la actitud del hablante, pues es un modo objetivo; en el modo subjuntivo el hablante concibe la acción expresada por el verbo como irreal o dudosa, hipotética, o afectada de temor, deseo u otras emociones.

El modo subjuntivo es más frecuente en las proposiciones que en las oraciones principales (donde el verbo se expresa generalmente en modo indicativo) para manifestar incertidumbre, o que algo resulta posible o dudoso, que es deseable, que se siente temor; y es también utilizado en los mandatos negativos o prohibiciones.

Ejemplos de oraciones donde se utiliza el modo subjuntivo: “Quiero que me ames” “Me gustaría que estudies”. Aquí se observa que la acción de amar y de estudiar no se está concretando, es solo una expresión de deseo del momento actual, ya que se trata del tiempo presente. En la siguiente oración se expresa una duda: “No creo que cobres la renta”

En el presente del subjuntivo, tratándose de verbos regulares, se añade al verbo en la primera persona del singular, la terminación “e”, en los de primera conjugación (terminados en “ar”): Yo ame, cante, baile, etcétera, y se adiciona “a” en los de segunda (terminados en “er”) y tercera conjugación (“terminados en ir”): Yo lea, parta, muera, etcétera.

En el pasado, sería por ejemplo: “Si yo fuese (pretérito imperfecto del subjuntivo) menos débil, el desenlace hubiera sido (pretérito pluscuamperfecto) otro.

El futuro es de poco uso en la actualidad (“Ojala él fuere mi amigo” o “Yo hubiere mentido”).