Concepto de cálculo

La palabra cálculo proviene del latín “calculus” y significa piedrita, aludiendo a las bolitas que en los ábacos se utilizan para realizar sumas o restas. Fueron muy conocidos los ábacos que se emplearon en la Antigua Roma. En la antigüedad se usaba el cálculo con piedritas para contar los animales que entraban y salían a pastar, colocando o sacando la piedrita correspondiente. Los sumerios usaron piedras (calculi) para contar sus producciones agrícolas

Los romanos usaron el cálculo para medir la extensión de sus caminos. Mil pasos era una milla, y para medirla usaban una máquina que hacía girar una bandeja que contenía piedras, que caían una a una por un orificio cuya apertura se producía al transcurrir el tiempo que demoraban en realizarse esos mil pasos.

Si bien su uso es predominante en el campo matemático y contable, pues el cálculo implica operaciones matemáticas que permiten realizar cuentas, a partir de ciertos datos que conocemos, y a través de un proceso de razonamiento; también se utiliza en Medicina para denominar las piedrecillas que se forman en ciertos órganos del cuerpo, como la vesícula o en general en las vías biliares (colelitiasis) formadas generalmente por cristales de colesterol; o las glándulas salivales (contienen sales minerales de calcio) o en los riñones. Los cálculos renales, (son habitualmente piedras que contienen calcio que no se logró eliminar por la orina) y causa dolores muy fuertes.

En Computación se llama hoja de cálculo a un programa que contiene tablas, que posibilita que datos en números y en números y letras, puedan ser usados para realizar operaciones matemáticas complejas.