Concepto de ordinal

Cuando empleamos la palabra ordinal es para hacer alusión al orden que ocupa un elemento en un conjunto dado: “es el primero de la fila”, “el tercero en la cadena de mando”. En Gramática se trata de un adjetivo numeral que admite morfemas de género (primero/primera) y número (segundo/segundos). Ejemplos: “La segunda posición la ocupó el tercer competidor” o “los primeros puestos fueron para el segundo y tercer participante”.

Se apocopan cuando se colocan antes del sustantivo, los ordinales primero, tercero y postrero: “En el primer examen me fue mal”, “El tercer cajón del escritorio está repleto” o “La postrer serenata se ejecutó hoy”.”.

En general, a partir del doceavo ordinal, aparecen sustituidos por los cardinales respectivos. Ejemplo: “Es el veinticinco aniversario”. Sin embargo, para nombrar hechos históricos, conmemoraciones o aniversarios pueden usarse tanto los números cardinales como los ordinales. Observemos que en estos casos el número precede al acontecimiento, a diferencia de los casos anteriores, en que va antes.

Se usan números ordinales para designar capítulos dentro de un libro, versos en un poema, grados o ciclos en una escuela, puestos en una competencia, posiciones de los eslabones en una cadena, el orden de los hijos en una familia, etcétera.

En Matemática mientras los números cardinales nos muestran cuántos elementos hay en un conjunto, los ordinales nos muestran sus posiciones respectivas, en una sucesión ordenada.

En las variables usadas en Estadística, se denominan ordinales, a aquellas que siendo de tipo cualitativo (expresan atributos) pueden tomar posiciones de acuerdo a un cierto orden. Por ejemplo: “El incremento de la pobreza fue moderado”; o “El índice de delincuencia fue muy alto”.