Concepto de digital

La palabra digital proviene del latín “digitus” con el significado de dedo, o todo lo relativo a esta extremidad de manos y pies. El total de dedos en los humanos son diez, y por ello, nuestro sistema de numeración decimal se compone de diez números llamados dígitos, pues los dedos sirven para hacer cálculos con ellos. Existen números que se componen de varios dígitos, y otros de uno solo (los números del 0 al 9 son de un solo dígito o guarismo, los demás tienen más de uno, por ejemplo 27, se compone del dígito 2 y del dígito 7).

Se llaman relojes digitales a aquellos que muestran la hora en forma de dígitos, o sea con números del sistema decimal y no con agujas, que pueden componerse de 12 o 24 horas. Es muy práctico para los niños que aún no conocen cómo leer la hora en los relojes analógicos.

La electrónica digital se ocupa de transformar señales para convertirlas en números, para que la información sea manipulada (almacenada, transportada, recuperada) en forma de números y que a su vez esos números, cuando queramos puedan de nuevo ser señales. Todo sistema digital se basa en el empleo de números para efectuar su trabajo; así funcionan por ejemplo, los teléfonos digitales o Internet. Los circuitos digitales se basan en números que entran y salen. La electrónica analógica, por el contrario, no altera la señal original, es análoga a ella, por ejemplo, lo que ocurre con un micrófono, que reproduce la señal acústica, ampliándola.

En Botánica existe una planta de uso medicinal, pues de sus hojas se extrae una sustancia utilizada en Cardiología, para tratar la insuficiencia cardiaca, que tiene flores de color púrpura, en forma de dedal, y por ello se la conoce como digital.