Concepto de citología

La palabra citología se derivó de los siguientes términos tomados de la lengua griega: “cito” que significa “célula”, y “logía” en el sentido de ciencia. La citología es la ciencia dedicada al estudio de las células, en sus diferentes tipos, en cuanto a su morfología y fisiología, o sea, de su organización interna, consistente básicamente, en un núcleo, que se acompaña de un nucléolo; y un cuerpo o citoplasma, en cuyo interior hay varias estructuras, los órganos celulares, estando el citoplasma rodeado por una membrana; y también trata de su funcionamiento. Para hacerlo, se vale del microscopio, siendo la invención del microscopio electrónico, obra de Ernst Ruska y Max Knoll, lo que hicieron entre 1925 y 1932; esto fue un gran avance en estas investigaciones.

La citología diagnóstica posee una importancia crucial para la detección y tratamiento de enfermedades graves como el cáncer. La citología hormonal, estudio el flujo vaginal. La citopatología, que estudia las enfermedades celulares, fue fundada por el biólogo alemán, Rudolf Virchow en 1858.

Un gran descubrimiento en este sentido, fue hecho en el año 1923, por el médico griego George Papanicolaou, al investigar el extendido vaginal en el Woman’s Hospital de Nueva York. En ese estudio pudo reconocer células malignas que indicaban cáncer cervical. El test de Papanicolau, que lleva su nombre en su homenaje, es realizado en la actualidad, anualmente, a mujeres, desde que comienzan su vida sexual activa, y hasta aproximadamente los 65 años, permitiendo prevenir el cáncer cervical, al detectar, si es hecho a tiempo, células precancerosas.

Es un estudio rápido, que se hace en el consultorio del médico ginecólogo, que extrae una muestra que es analizada por un patólogo, que estudia las células obtenidas mediante un raspado de la zona del cuello uterino, al que se llega a través de la vagina. La anormalidad de la muestra, se clasifica en una escala que va del 1 al 5, dependiendo de si son normales o van presentando signos dudosos, precancerosos o malignos. Además, el Papanicolau, sirve para encontrar infecciones.

Además de la citología ginecológica, hay otras, según el órgano o tejido a analizar, por ejemplo, citología urinaria, gastrointestinal, respiratoria, pancreática, hepática, etcétera.

La citología de mama se realiza obteniendo la muestra por medio de una punción de la zona, aspirando con una aguja fina, controlando con ecografía, para poder descartar o confirmar la existencia de células tumorales.
Las muestras extraídas para el estudio citológico, también recibe el nombre de citología, al igual que el informe que se extiende con los resultados obtenidos.

Buscar otro concepto