Concepto de delfín

La palabra delfín, que procede del griego “delphis”, en el sentido de vientre materno o cría, pasó al latín como “delphinus”, y se aplica a los mamíferos cetáceos que habitan en medios acuáticos, habiendo algunos de mar, los Delphinidae, y otros de ríos o estuarios, los Platanistoideos, sin relación parental directa con los de mar, o sí, y que han cambiado su hábitat.

Los delfines oceánicos o Delphinidae, que evolucionaron desde los Ichthyosaurus, reptiles marinos extintos, comprenden unas 37 especies que habitan en mares cálidos o templados. Miden entre dos y ocho metros de largo y su cabeza es de gran tamaño. Tienen hocico alargado, con muchos dientes, y su cuerpo también lo es, aunque, en este caso, está ensanchado en su centro, como una elipse. Nadan velozmente, propulsados por el caudal o aleta de la cola, controlando su dirección a través de las aletas pectorales. Su color es gris o negruzco y el vientre blanco. Respiran por medio de un orificio que poseen sobre su cabeza (espiráculo). Debajo del mismo, tienen los sacos aéreos nasales que les permiten la emisión de sonidos, lo que les faculta la eco localización.

Son animales muy inteligentes y sociables, entre ellos (aunque a veces pueden agredirse los machos por la competencia por una hembra) y con los humanos, acercándose a las costas. Para comunicarse usan sonidos, danzas y saltos, aprovechando el ser humano esta última habilidad, para amaestrarlos y hacerlos trabajar en espectáculos circenses.

Son vivíparos, con un período gestacional que oscila entre once y doce meses, tras el cual nace una sola cría, el delfinato, que será amamantado por su madre, durante los primeros meses de su existencia. Luego le servirán de alimento, los peces y los calamares.

Los de río, que descienden de los mamíferos terrestres, pertenecientes al orden de los artiodáctilos, presentan como característica diferencial, su poca visión, su tamaño menor, su hocico más largo, sus dientes más puntiagudos, el gran desarrollo de su aleta dorsal y que tienen un cuello móvil, pues los oceánicos carecen de la posibilidad de moverlo por tener fusionadas sus vértebras cervicales. Los del río Amazonas, están más vinculados con los delfines oceánicos.

De las cinco especies de delfines de río, es muy popular el delfín rosado, debido a su color, y, además por ser muy simpático y curioso.

Por otro lado, política y socialmente, el de delfín, es un título nobiliario, que se empleó en Francia, entre los años 1349 y 1380. Era otorgado a los hijos legítimos del rey, que eran sus príncipes herederos. Por extensión se aplica, en la actualidad, a los sucesores al puesto de gobierno o que son apadrinados por quien ejerce el cargo, para sucederlo.