Concepto de festín

La palabra festín se derivó del latín “festus” que designa lo que es festivo y se celebra con banquetes, acompañado muchas veces de baile y música. Pasó al francés como “festin” y de allí llegó al español.

Los festines, que pueden ser organizados por particulares, con motivos de celebraciones privadas (nacimientos, bautismos, cumpleaños, bosas, aniversarios, funerales, fiestas de Navidad, de Acción de Gracias, de Año Nuevo, etcétera); o ser públicos, para el pueblo en general o gran parte del mismo, como los que se hacían antiguamente al ofrecerse sacrificios, o celebrar alguna fiesta comunitaria; se han realizado desde la antigüedad. En la antigua Roma, los saturnales, era una festividad trascendente y pública que celebraron los romanos, desde el año 217 antes de Cristo, para tratar de reconfortar a los soldados que habían sido vencidos por los cartagineses, y luego se impuso como costumbre. Se hacían en honor a Saturno, a quien le tributaban sacrificios, y tenían lugar entre el 17 y el 23 de diciembre. Se celebraban tras la siembra invernal, y se festejaba el nacimiento del período de luz. Se intercambiaban regalos y se comía y bebía mucho, compartiendo la fiesta hombres libres y esclavos, que eran servidos por sus amos.

Los festines siempre estuvieron presentes para los festejos u homenajes, y continúan estando, siendo organizados por el anfitrión, quien se encarga de preparar o encargar la elaboración de platos salados y dulces, acompañados de bebidas, para complacer a los concurrentes; aunque también suele hablarse de festín, cuando una persona come en abundancia lo que le agrada, por ejemplo: “Me hice una rica comida y la disfruté mucho, ya que era un festín todo para mí”.

Los festines suponen inversiones en dinero, que pueden ser bastantes cuantiosas si los invitados son muchos y la comida y bebida de calidad.

En Pintura, "El festín de los dioses" es un cuadro que pintó Giovanni Bellini, pintor renacentista, en el año 1514. “El festín de Baltazar” en una obra que pintó en el año 1635, el pintor y grabador neerlandés, Rembrandt, que recrea un episodio del Libro de Daniel, relato bíblico del exilio del profeta en Babilonia; plasmando el festín del rey de Babilonia, y un mensaje misterioso que se lee en la pared.

En el Cine, “El festín de Babette” es una película de comedia dramática, de producción danesa que se estrenó en el año 1987, bajo la dirección de Gabriel Axel. Babette, llevará el placer de la buena gastronomía a una aldea puritana danesa del siglo XIX, donde los placeres mundanos son vistos como pecaminosos.