Concepto de arrollado

Arrollado, es la acción y el efecto del verbo arrollar, en el sentido de hacer rollos. Un rollo, del latín “rotulus” se traduce como rodillo. Es un objeto de formato cilíndrico. Algo arrollado es lo que posee forma de rollo, lo que se logra, haciendo girar la cosa, sobre sí misma, en forma envolvente, o enroscándola alrededor de otra cosa.

En Gastronomía, se conoce como arrollado, en varios países de América del Sur, a una comida hecha a base de carnes de vaca, cerdo, pollo o pescado, que se condimenta y se rellena con verduras y/o huevo duro, y luego se lo envuelve en forma de rollo, se ata y se cocina. En algunos lugares, se lo conoce como matambre. Se sirve cortado en rodajas, lo que permite visualizar las diversas capas concéntricas del relleno.

En Argentina y Uruguay, también se le dice arrollado a una masa fina, de tipo bizcochuelo que se rellena con diversos ingredientes, dulces o salados; se la enrolla, y se sirve fría, cortada en rodajas. Ejemplos de uso: “Para Navidad mi tía preparó un rico arrollado, relleno de zanahorias, palmitos, mayonesa y pimientos” o “Me gustan los arrollados rellenos de dulce de leche y crema”.

También se dice que algo o alguien fue arrollado, cuando una fuerza importante, como el caso de un vehículo o un animal de gran porte, le pasa por encima de su cuerpo. Por ejemplo: “El automovilista, en la ruta, arrolló a un caballo, que se le cruzó en el camino. El pobre animal murió, mientras que, el conductor del rodado, sufrió heridas de consideración” o “Fue condenado por homicidio culposo, el motociclista que arrolló a un niño, y lo mató, por conducir distraído” o “El tren arrolló al hombre que se arrojó a las vías, consumando su suicidio”.

En otro sentido, y derivado del verbo arrollador, de igual etimología, y en el sentido de aplastar, como en el caso del párrafo anterior, se dice que un triunfo, o una derrota, son arrolladoras, cuando son contundentes, no dejando ninguna duda sobre el éxito o el fracaso, respectivamente. Por ejemplo: “El triunfo de mi equipo de fútbol fue arrollador, venció al rival por cinco goles a cero”, “Sufrí una derrota arrolladora en el concurso, y quedé en último lugar” o “Las ventas de mi libro tuvieron un éxito arrollador, no quedó ningún ejemplar”.