Concepto de hidrosfera

La palabra hidrosfera proviene del griego “hidro” que significa agua y de “sphaera”= esfera, por lo que se podría definir a la hidrosfera como la porción de agua de la esfera terrestre, que ocupa el 75 % de su superficie. Una parte de este agua se encuentra sobre la superficie terrestre, y otra debajo de ella (aguas subterráneas).

La formación de la hidrosfera es temprana con respecto al resto de las partes del planeta, surgido hace unos 4.600.000.000 de años. Lo hizo merced al vapor de las frecuentes erupciones volcánicas, que se condensó produciendo nubes, y éstas, lluvias.

Dentro de la superficie terrestre, las tres cuartas partes de las aguas, corresponden a los mares y océanos. Estos mares y océanos, junto con las aguas continentales, que son originadas por el agua de lluvia (ríos, lagos, aguas congeladas y subterráneas, y la contenida en la atmósfera en forma de vapor) conforman la hidrosfera.

La hidrosfera está entonces constituida por las aguas totales de la Tierra en sus tres estados: 1. Líquido, como las de océanos (Pacífico, Atlántico, Índico y Glacial Ártico) mares (que totalizan cincuenta y siete, habiendo veintiuno en Asia, dieciocho en Europa, catorce en América, ocho en Oceanía y cuatro en África) ríos (que totalizan aproximadamente doscientos cuarenta y seis) unos dos millones de lagos, arroyos y aguas subterráneas. Dentro de la hidrosfera, los mares y océanos, que constituyen la masa de aguas saladas, representan el 93,9 % de las aguas, siendo la máxima fuente de vapor de agua contenida en la atmósfera. Las aguas dulces ocupan el 6,1 % de las aguas ((ríos, lagos, hielos aguas subterráneas) y también son fuente, aunque en menor medida, del vapor de la atmósfera. 2. Sólido en los casquetes polares de la Antártida y el Ártico, y en los glaciares (ríos de hielo originados por nevadas acumuladas en cavidades que se va comprimiendo por su peso, con desplazamiento muy lento) y 3. En estado gaseoso, se encuentra en la atmósfera, como vapor de agua. Las aguas continentales son transitorias, pues su destino es ir al mar.

Los estados del agua van variando cíclicamente, por la acción del Sol, transformando de esta manera la superficie terrestre.

La hidrosfera si bien permite la vida, también puede causar problemas ambientales, como el caso de las inundaciones.

Dentro del sistema solar, nuestro planeta que tiene agua líquida de modo permanente. Esto hace que se denomine a la Tierra "planeta azul" ya que ese es el color que aparece en las fotografías capturadas desde el espacio, dado por los océanos y los gases atmosféricos.

Buscar otro concepto