Concepto de Mineralogía

La Mineralogía puede definirse como la ciencia aplicada cuyo objeto de estudio son los minerales, que son sustancias inorgánicas sólidas y naturales; cuerpos cristalinos, cuyos átomos se encuentran dispuestos ordenadamente, lo que origina que posean caras (superficies planas). La Mineralogía estudia estos minerales, en cuanto a su formación, clases (se reconocen alrededor de 4.000 especies) estructura, asociaciones, propiedades, distribución geográfica, evolución, etcétera.

Es una rama de la Geología (ciencia del estudio de la Tierra) pues los minerales están en su mayoría dentro de la superficie terrestre (subterráneos) y son productos de procesos tanto físicos como químicos que se producen en la corteza terrestre o en capas adyacentes a ella. Como ciencia es relativamente nueva, aunque el estudio de los minerales es muy antiguo, y su utilización data de la Edad de Piedra. En un principio, los minerales fueron analizados en cuanto a los beneficios que podian aportarle al hombre en su vida cotidiana, siendo el sílex o pedernal el primero en emplearse, aunque en realidad es una roca. Fue más adelante que valoraron las propiedades y encontraron el oro y la plata, de características maleables. Luego fue el turno del cobre nativo, posteriormente lograron separar el huerro, que reemplazó al bronce. Las Guerras Mundiales acrecentaron su utilización, y los avances tecnológicos actuales les confieren gran impacto en la industria moderna.

Friedrich Mohs, mineralogista alemán, clasificó a los minerales según su dureza en una escala del 1 al 10 siendo el más blando el talco, al que le siguen el yeso y la calcita; y el más duro el diamante, al que preceden el corindón y el topacio.

Debe diferenciarse el estudio de las rocas, que son aglomeraciones naturales de minerales, que son estudiados por la Petrografía, de la Mineralogía, que estudia los minerales. Entre sus ramas, podemos reconocer a la Mineralogía general, que estudia a los minerales en su estructura y propiedades; la Mineralogía física que se ocupa de sus propiedades mecánicas, como por ejemplo, su posibilidad de fracturarse, su peso específico o su dureza, y también de sus propiedades ópticos, como su brillo y su color; o la Mineralogía óptica, que analiza sus características ópticas, empleando un microscopio óptico. Una sub división de la Mineralogía es la Cristalografía que ya es considerada una ciencia independiente, cuya finalidad es el estudio de los minerales en su estructura cristalina. La Mineralogía se ocuparía de la composición química de los minerales, mientras la Cristalografía de sus estructuras físicas.

Buscar otro concepto