Concepto de morbilidad

La palabra morbilidad se formó a partir de la palabra latina “morbus” que se traduce como enfermedad. Los sufijos “ilis” y “dad” indican, posibilidad el primero, y cualidad el segundo. El castellano lo tomó del inglés “morbility”.

Con morbilidad se designa al número de personas que en un lugar y tiempo determinados, se enferman, realizando una proporción con el total de la población (se divide el número de enfermos por la población total) con lo que se obtiene la tasa de morbilidad.

Como dato estadístico es fundamental para saber el grado de incidencia de la enfermedad, sus avances y retrocesos y la gravedad que supone por su masificación o por las consecuencias que acarrea. Determinar las causas de la aparición de las enfermedades y las posibles soluciones, además de investigar la eficacia de la lucha contra ella son temas fundamentales de salud pública y específicamente de la epidemiología.

La tasa de prevalencia de la morbilidad indica cuánto se mantiene la enfermedad a lo largo del tiempo desde épocas más alejadas hasta las actuales, viendo si se ha reducido o incrementado; mientras que la tasa de incidencia la estudia en un período corto para saber si aparecen en ese lapso de tiempo, casos nuevos, y no toma en cuenta los casos de los que ya habían contraído la enfermedad antes del período considerado. Esta última tasa mide el riesgo que tiene un integrante de esa población de contraer la enfermedad. Para obtenerla se dividen los casos nuevos por la población total.

La morbilidad puede estar asociada a la tasa de mortalidad (pues muchos enfermos mueren como consecuencia de la misma) que estudia cuántas personas han fallecido en ese lugar en cierto tiempo. Sin embargo las tasas de mortalidad pueden incluir casos que no suponen enfermedad previa, por ejemplo causas accidentales, como las víctimas de accidentes de tránsito. En ambos casos, morbilidad y mortalidad por enfermedades, se hallan vinculadas al nivel de vida de la población. Los países con menor desarrollo, especialmente aquellos que no poseen acceso al agua potable, a las mínimas condiciones de higiene, donde no se hace prevención de la salud, son donde estos índices asumen valores alarmantes.