Concepto de parálisis

Parálisis es un vocablo de origen griego, procedente de παράλυσις que se empleaba en el sentido de liberase o relajarse. Fue en el siglo IV antes de nuestra era, cuando el filósofo griego Teofrasto, considerado como “padre” de la Botánica, lo empleó como sinónimo de descomposición de los nervios, síntoma que impide o dificulta los movimientos del cuerpo. En el siglo I “paralysis”, en ese sentido comenzó a usarse en la lengua latina.

Entre las causas de parálisis podemos mencionar las lesiones en la médula espinal, las fracturas de cuello, enfermedades autoinmunes o nerviosas, etcétera. La enfermedad de Parkinson, que es crónica y degenerativa, provoca un tipo de parálisis conocida como “agitante” pues el cerebro no logra controlar los músculos y puede degenerar en una parálisis de tipo total.

En la parálisis, el o los músculos, no se mueven de modo normal, de modo total o parcial. Puede afectar a brazos, piernas, párpados, o a toda o mitad de la cara.

Cuando la parálisis involucra a los brazos y a las piernas recibe el nombre de cuadriplejía; pero si es solo las piernas se conoce como paraplejía. Si lo afectado es la mitad del cuerpo se conoce como hemiplejía.

La poliomielitis es una enfermedad que afecta el sistema nervioso central provocada por el poliovirus, que ataca en especial a los niños. Como consecuencia de ella, se produce frecuentemente la parálisis y la atrofia muscular. Los avances en el campo de la vacunación desembocaron en 1964, en la aparición de una vacuna trivalente, desarrollada por Albert Sabin, que complementó a otras anteriores, como la de Salk. Gracias a la esta vacuna logró casi erradicarse esta enfermedad en el mundo.

La parálisis cerebral es una condición física, donde el cerebro, más concretamente el encéfalo, se encuentra lesionado en una o más áreas. Sus causas son múltiples y pueden originarse antes, durante o luego del nacimiento. El control de los movimientos y la postura se muestran con alteraciones. Dependiendo de la localización de la lesión los síntomas varían. Si lo lesionado es el haz piramidal, los movimientos serán rígidos. Si es el haz extrapiramidal, se muestran movimientos involuntarios, como gestos o muecas. Si lo afectado es el cerebelo, se ve afectado el equilibrio. Lo común es que se presente en forma mixta.

Se aplica también el término parálisis a la suspensión de ciertas acciones o actividades. Por ejemplo: “Se produjo una parálisis en la economía de la región como consecuencia de la crisis” o “Se han paralizado en el día de hoy, como consecuencia de la huelga, los servicios de transporte”.