Concepto de retroversión

La palabra retroversión procede del latín “retroversio” vocablo formado por el prefijo “retro” que indica un movimiento regresivo o hacia atrás; y “versus” en el sentido de dar vueltas.

En Medicina la retroversión alude a la desviación de un órgano hacia atrás. Puede tratarse de un movimiento de retroversión pélvica, muy utilizado en la práctica de ejercicios físicos con el fin de rectificar la columna vertebral, perdiendo la curvatura lumbar. El movimiento contrario es la anteversión pélvica. En la retroversión aumenta la actividad del recto del abdomen, de los isquiotibiales, del glúteo mayor y de los oblicuos, mientras que los flexores de cadera y los extensores lumbares se relajan y elongan.

La retroversión uterina o útero invertido, es la ubicación del útero hacia atrás en la pelvis del cuerpo femenino, y no hacia adelante, como normalmente sucede. Al estar sobre la vejiga puede ocasionar molestias, sobre ella o el intestino, o producir menstruaciones dolorosas. No impide la concepción, aunque como es causal de endometriosis, en esos casos sí puede ser un factor de obstaculización del embarazo.

La retroversión del hombro, importa extender el húmero hacia atrás, alejando los brazos en dirección contraria a la cara, y hacia la espalda.

En el campo político-social, la retroversión de la soberanía de los pueblos, implica la idea de que a falta de una autoridad que gobierne, el pueblo readquiere la soberanía y tiene la facultad de determinar quién es el órgano que asumirá el poder de gobernarlos. Durante las guerras de la independencia americana, las colonias dependientes de España, consideraron esta doctrina, para nombrar sus juntas de gobierno, a semejanza de lo que ocurría en la metrópoli, al estar el rey Fernando VII, el gobernante español legítimo, prisionero de los franceses.