Concepto de adversario

La palabra adversario se originó en el latín “adversarius”, integrado el término por el prefijo de aproximación, “ad” y por el verbo “versare” que puede traducirse como “girar”.

Un adversario es una persona o grupo con pensamientos o acciones que las distancian de otro o de otros. Entre adversarios hay intereses y/o metas contrapuestas, como por ejemplo cuando los adversarios quieren uno lograr que se consoliden las ideas de libre mercado y otro el proteccionismo económico; pero muchas veces entre adversarios existen objetivos comunes, que solo uno de ellos puede alcanzar, y por ende la competencia los mueve a establecer métodos para lograr el fin propuesto, desplazando al otro.

No siempre un adversario es un enemigo, ya que muchas veces ocurre que las personas se llevan muy bien y se aprecian, pero en una competencia se transforman en adversarios ocasionales, tras la cual pueden volver a reanudar su vínculo afectivo, que tal vez nunca se haya interrumpido: “Mi amigo de toda la vida, concursó conmigo por un ascenso en la empresa, fuimos adversarios temporales, pero luego, él aceptó que yo, con justicia, había obtenido el anhelado premio y nunca dejamos que nuestro lazo de amistad se rompiera por ello”.

Los adversarios son muy habituales en la Política, especialmente durante las campañas electorales que se efectúan en vísperas de producirse las elecciones democráticas, donde cada candidato pretende ser elegido, desplazando a sus adversarios.

“El adversario” se titula la novela de terror del francés Emmanuel Carrèrre, publicado en 2006. Relata una historia real muy sangrienta, donde su mitómano protagonista mata a su esposa, padres e hijos y luego realiza un frustrado intentó por suicidarse, cuando la red de mentiras que había tejido sobre su propia vida, entre ellas, la falsedad de su título de médico, amenazaba con salir a la luz.