Concepto de apadrinar

Apadrinar, vocablo integrado por los siguientes términos latinos: el prefijo de aproximación, “ad” y “patrinus”, a su vez de “pater” = “padre”, es un verbo que hace referencia a la acción de convertirse en padrino de algo o de alguien, en el sentido de acompañamiento y protección. En el catolicismo quien apadrina a una persona en su bautismo, tiene la misión de ser su guía espiritual dentro de la religión. En la ceremonia de conformación el apadrinamiento es testimonial. En el judaísmo, también se padrina a los niños (solo varones) durante la circuncisión, siendo el padrino quien sostiene al pequeño y lo acompaña durante el ceremonial. También es apadrinar, acompañar a quien recibe un premio o un honor. Cuando se trata de una mujer, se habla de madrina, y la acción protectora es la de amadrinar.

También se habla de apadrinar cuando se ayuda a una institución o una persona, a cumplir sus sueños y metas, lo que puede hacerse de modo espiritual, brindando sostén moral, pero también puede serlo de modo material, contribuyendo con aportes económicos. Por ejemplo: “He aceptado apadrinar a un refugio de animales, aportando una suma mensual para que puedan comprarles comida y medicamentos”, “Estoy apadrinando a niños africanos a través de una ONG, que se encarga de proporcionarles, al menos, sus necesidades básicas”, “Me han propuesto apadrinar a un niño de bajos recursos para que pueda terminar sus estudios, y me pareció una idea muy interesante”, “He recibido una carta de un niño al que apadrino que me llenó de emoción, no lo conozco personalmente pero me siento muy ligado a él, en el afecto”, “La actriz veterana, apadrinó a la joven promesa, dándole consejos, recomendaciones y acompañándola a las filmaciones, lo que le dio mucha seguridad” o “Mi tío apadrinó mis estudios universitarios, con su apoyo moral y material, por lo que pude recibirme sin necesidad de trabajar”.

Cuando se apadrina, protegiendo y solventando a artistas, literatos y científicos, se conoce a esta persona, física o jurídica, como mecenas. A la familia de los Médici, por ejemplo, que fueron mecenas, se los nombra muchas veces como “padrinos” del Renacimiento en Italia.

Apadrinar es una acción filantrópica, que no tiene recompensa material. Se hace sin esperar nada a cambio, aunque suele obtenerse la gratitud del beneficiado. En esto se diferencia de un patrocinador, que aporta dinero, para la realización de un evento, o la realización de una obra, a cambio de promocionar su marca.