Concepto de nuncio

La palabra nuncio, procede del latín “nuntius” y se traduce como el que da el anuncio o noticia, o sea, se trata de un mensajero, que transmite una comunicación, haciendo de mediador entre el emisor y el receptor. Por ejemplo: “El nuncio llegó desde Madrid, para traer a nuestra familia, una impactante noticia”.

Puede tratarse también de una señal, que presagia lo que va a suceder, siendo en este caso, sinónimo de anuncio: “Estas negras nubes, son nuncio de que se acerca una gran tormenta”.

El uso más estricto y frecuente de nuncio, es para aludir al representante diplomático papal, embajador o legado, que es enviado a otro Estado, de modo ordinario y permanente, con diversos fines humanitarios y sociales, promoviendo entre los pueblos, la paz, la unión, la cooperación y la concordia; y brega por el bienestar de la iglesia; representando no al Estado de la Ciudad del vaticano, sino a la Santa Sede. Las relaciones diplomáticas con algunos países, data de varios siglos atrás, siendo la primera en el 1500, en la República de Venecia; España registra la presencia de nuncios apostólicos, desde el año 1577 y Francia los tiene desde 1583. Mientras que, con otros, Estados, resulta reciente, como, entre otros, con Estados Unidos, Rusia, los Emiratos Árabes Unidos, Serbia y Montenegro.

Generalmente, el nuncio, es el que preside al cuerpo diplomático, y debe acreditarse ante el Estado que lo acoge. Fue el Congreso de Viena, convocado luego de la derrota de Napoleón Bonaparte. y que se desarrolló entre el 18 de septiembre de 1814 y el 9 de junio de 1815, para restablecer las fronteras europeas, el que otorgó al nuncio apostólico el rango de embajador. La nunciatura, cuenta, además, con otros funcionarios, como consejeros y secretarios, siendo todos los integrantes, clérigos, y diplomáticos de carrera, salvo excepciones.

Al ser decano del cuerpo diplomático, el nuncio, es el que se expresa en nombre del grupo, y, si hubiera conflictos entre el Estado de acogida y una representación diplomática, es el nuncio el que se encarga de su resolución.

Entre otras funciones, representa al Papa ante las iglesias particulares; asiste a los Obispos, en su misión pastoral y en sus relaciones con las autoridades civiles y mantiene diálogo con representantes de otras religiones. La misión de los nuncios en muchos casos es trascedente en cuanto a la protección de minorías y a la mediación en conflictos.

Se diferencian de los delegados apostólicos, en que éstos, no son representantes diplomáticos oficiales, y la sede de la delegación no tiene inmunidad diplomática, pero el Estado que los recibe debe brindarles seguridad.

Buscar otro concepto