Concepto de sonsacar

La palabra sonsacar se integra con el prefijo “son”, del latín “sub” = “debajo” y el verbo sacar, de etimología dudosa, tal vez procedente del germánico “sakan” que se usaba para designar la acción de “pleitear”, pasando luego a significar, “extraer” o “quitar”.

Sonsacar es la acción de lograr obtener información que alguien mantiene oculta, con diversos fines: simple curiosidad, difusión, rédito económico, descubrir autoría de crímenes, fines ilícitos, etcétera.

La acción puede ejercerse de modo pacífico, utilizando habilidades de manipulación o engaños, lo que puede dar a lugar al reclamo de daños y perjuicios por acciones dolosas; o hacerlo a través de medios violentos, lo que es ilegal, y susceptible de encuadrar en alguna figura penal.

Ejemplos de uso: “El Juez interrogó por varias horas al sospechoso, pero no logró sonsacarle ninguna declaración que lo inculpe”, “Le sonsacó al empleado, con mentiras y artimañas, secretos de la fórmula del producto, y se la vendió a la competencia”, “Pudo sonsacarle al pobre hombre, apuntándolo con una pistola, donde guardaba el dinero, y así le sustrajo los ahorros de toda una vida”, “Con su simpatía logró ganarse la confianza de su vecina para sonsacarle sus planes de inversión y concretarlos antes que ella”, “Mi prima es experta en sonsacarle a la gente sus secretos y luego los divulga por diversión”, “A pesar de que torturó a su víctima, no pudo sonsacarle los datos de sus hijos” o “El periodista le sonsacó al político algunos de los planes que implementará si asume el gobierno, para obtener la primicia”.

El filósofo griego Sócrates, consideraba que, para enseñar, no debía darse información al alumno por parte del maestro, sino sonsacar los saberes que el discípulo ya poseía, usando para ello sus métodos: la ironía, la mayéutica y la refutación. Asimilaba al proceso de aprendizaje con el hecho del nacimiento, donde se salía del interior del cuerpo hacia la luz.

También se aplica cuando se remueve a alguien de un sitio, ocupación o servicio, de modo cauteloso, para llevarlo hacia otro lugar.