Concepto de intachable

El adjetivo intachable, se refiere a aquello que no posee tacha, palabra que procede del francés “tache” y que designa una falla o defecto. Ya desde la antigüedad romana, los censores controlaban la conducta de los ciudadanos y quienes recibían la tacha censoria o tacha de infamia, estaban relegados de ejercer cargos públicos, declarar como testigos, etcétera viendo mancillada su honra y honor.

Por eso, al contrario de recibir una tacha, quien es intachable no merece reparos en lo que dice o en lo que hace, pudiendo también referirse a una cosa, sea esta una idea, un producto u obra o un servicio. Lo intachable es perfecto, impecable, sin errores, y, por ende, irreprochable. Si bien nada ni nadie en este mundo puede ser perfecto, se le dice intachable, a aquello que es cercano a la perfección.

La persona de conducta intachable, no miente, es responsable, estudiosa, trabajadora, buen hijo, buen amigo, solidario, no guarda rencor, se esfuerza por ser cada día mejor; pudiendo resumir estas características diciendo que es un ser humano virtuoso. Algunos logran engañarnos, pues la imagen que exteriorizan de intachables, no se corresponde con la realidad.

Para el Psicoanálisis quien tiene esta conducta es aquel en el que el súper yo, determinado por las normas morales, domina sus acciones, reprimiendo sus pulsiones.

Ejemplos de uso: “El hombre tuvo en su trabajo un desempeño intachable pero nunca se lo reconocieron y los ascensos han sido para quienes eran recomendados”, “El discurso del político fue intachable, y, aunque sus adversarios intentaron desestimar sus palabras, fueron tan claras y honestas, que no pudieron”, “Mi esposo parecía intachable, y hoy sufrí una gran desilusión cuando lo echaron de su trabajo por haber hurtado dinero”, “Me extraña el comportamiento que tuvo hoy este alumno, pues había sido hasta este desafortunado evento, un adolescente intachable”, “Este libro muestra de modo intachable la realidad de nuestro país”, “Aunque no comparta las ideas de mi amigo, por ser utópicas, debo reconocer que son intachables”, “El servicio que brinda la compañía de transporte es intachable, siempre con higiene impecable, a horario y manteniendo el buen trato a los pasajeros”.

En Literatura “Un hombre intachable” es una novela policial, del escritor alemán, Christian von Ditfurth, que publicó en 2002. Trata de un hombre, en apariencia intachable a quien le han matado a su mujer y a dos de sus hijos. Paulatinamente se irán revelando secretos oscuros, como el pasado del padre de este hombre de negocios, y su vinculación con el nazismo, y sus propios y oscuros negocios inmobiliarios. Un profesor universitario de Historia, será el que investigará el caso, y será el objetivo de un siniestro asesino.