Concepto de prórroga

Prórroga es el resultado de prorrogar, verbo que se derivó del latín “prorogare”, integrado el término por el prefijo “pro” que indica antelación, y “rogare” en el sentido de pedir o rogar.

Una prórroga es una concesión que permite dilatar en el tiempo el cumplimiento de una obligación o mandato, o dilatar el comienzo, la ejecución o la finalización de algo que tenía un cierto plazo que fijaba su vencimiento.

Ejemplos: “Me han prorrogado la beca de estudios por un año más”, “Conseguí una prórroga de dos días para cancelar mi deuda”, “El torneo tuvo tantos competidores que se prorrogó una semana”, “No haré ahora el trabajo de investigación. Si bien se vencía este año, me concedieron una prórroga de seis meses”.

En los juegos, suele añadirse un período de tiempo suplementario que lo prorroga, por diversos motivos, como por ejemplo haberse detenido el partido por algún inconveniente: “Al haberse accidentado un jugador, debió suspenderse el partido por 10 minutos, y por eso, se prorrogará por ese tiempo su terminación”. Otras veces se efectúa una prórroga en caso de empate, con el objetivo de definir al ganador.

Si bien en general la obtención de una prórroga depende de un tercero al que hay que solicitarla, por ejemplo: “Pedí a mi jefe una prórroga para presentar mis certificados de buena salud”, o de la voluntad de quien tiene el poder de decisión: “El Juez prorrogó la indagatoria”, también en asuntos privados uno mismo puede concedérsela voluntariamente: “Decidí prorrogar la búsqueda de empleo hasta que finalice mis estudios” o por necesidad: “He prorrogado mi sueño de viajar por el mundo, pues no pude reunir aun el dinero suficiente”.

En los países donde existe la obligación de los ciudadanos de prestar servicio militar, la prórroga, les permite hacerlo más tarde. Por ejemplo, en Colombia, puede solicitarse prórroga si se está cursando una carrera profesional o se está residiendo en el exterior.