Concepto de sesgado

La palabra sesgado hace referencia al resultado de la acción de “sesgar”, posiblemente del francés “biais”, y remotamente, del latín “sessicare” que se refería a hacer sentar o calmar los ánimos. Su significado fue variando, para pasar a referirse a aquello que se corta de modo inclinado; siendo sesgado todo lo que se encuentra en forma oblicua, torcida o inclinada.

Referido a las cosas, un corte sesgado es el que no se hace recto, y se aplica en numerosos casos, por ejemplo, en el caso de las flores, si se desea que se conserven por más tiempo en el florero, es conveniente, además de que no reciban sol directo ni los efectos de la calefacción y cambiar el agua diariamente; cortar sus tallos de modo sesgado, en diagonal, para que pueda tomar mayor cantidad de agua.

Muchas verduras y frutas se cortan de modo sesgado, para darles estéticamente una presentación diferente.

También puede usarse en prendas de vestir o en cortes de cabello.

Ejemplos de uso: “Corta la cebolla y los ajíes en forma sesgada, y colócalos para decorar el plato”, “Mi blusa tiene un corte sesgado, quedando más corta hacia la derecha” o “Me cortaron el cabello sesgado, para hacerlo menos convencional”.

Ideológicamente, lo sesgado, hace alusión a aquellos pensamientos que solo ven un lado de las cosas, inclinándose hacia él, unilateralmente, impulsados por el sentido común o su conveniencia, perdiendo objetividad y pudiendo resultar en posturas discriminatorias o injustas. Son dogmáticos e intolerantes, pues si bien todos tenemos una cierta inclinación hacia algo, la posición totalmente desproporcionada hacia un lado ideológico lleva al dogmatismo y al prejuicio.

Por ejemplo: “Crecí en un hogar con sesgo tradicional, por eso me cuesta tener ideas innovadoras”, “Este libro tiene un sesgado corte machista”, “las sesgadas opiniones del político, solo tienen en cuenta los intereses de las clases poderosas” o “En mi familia no puede hablarse de comunismo, pues su ideología es sesgadamente capitalista”.

Datos sesgados, en Estadística, son los tomados en consideración, cuando han sido tomadas las muestras, excluyendo algunas, de modo accidental o ex profeso, para alterar los resultados, inclinándolos hacia uno determinado, que no es imparcial. Ejemplo: “En un estudio sesgado, de dudosa precisión científica, solo se tuvieron en cuenta los datos que surgieron de encuestas en barrios ricos, para fundamentar la legitimidad del gobierno”.

El sesgado, en Geometría es una de las maneras, junto a la traslación y al escalado, de lograr una transformación, creando una figura nueva a partir de una previa.