Concepto de sincrónico

Formada por los términos griegos, “syn”, que equivale a “junto” y “khronos”, que alude al tiempo, la palabra sincrónico, califica a aquello que ocurre al mismo tiempo que otra cosa.

Por ejemplo: “Sincronicemos nuestros relojes, para fijar un horario y encontrarnos a esa hora, sin tener que esperar uno por el otro”, “El amanecer en mi ciudad es sincrónico con la tuya, ya que estamos en el mismo hemisferio” o “El descubrimiento de la nueva vacuna, fue sincrónico en ambos países, por eso ambos Estados, se atribuyen la paternidad del hallazgo”.

En una comunicación sincrónica, se entiende que el emisor y el receptor, deben estar presentes de modo simultáneo, al expresarse y recibir el mensaje a través de un canal de comunicación. En Educación, se conoce como aprendizaje sincrónico, a aquel que se produce con interacción entre todos los actores del proceso, a un mismo tiempo, lo que puede darse en forma presencial, por ejemplo, en el aula de una escuela; o virtualmente, si todos se conectan para una clase por videoconferencia. En este tipo de aprendizaje, el docente enseña a alumnos que lo están escuchando, quienes pueden responder sus preguntas, formularlas ellos o interactuar de cualquier otro modo, entre todos los que conforman el grupo que se encuentra presente. El aprendizaje presencial es sincrónico, pero el que se hace en línea, puede serlo, o no. En este último caso, por ejemplo, el docente puede subirles una tarea o dejarles un video, que cada uno hará o verá, respectivamente, a su propio ritmo, dentro de un plazo amplio de tiempo. El aprendizaje sincrónico, es esencial para alumnos de la enseñanza primaria, ya que el asincrónico exige mayor autonomía de comprensión, y responsabilidad de organización y manejo de los tiempos.

En Lingüística, se distinguen dos enfoques: el diacrónico y el sincrónico. El diacrónico, que estudia la evolución de la lengua, y el sincrónico, que se ocupa de lo que sucede con ese elemento de la lengua, en un momento determinado. Esta distinción fue hecha por Ferdinand de Saussure. Cuando estudiamos las reglas del lenguaje, lo hacemos de modo sincrónico, ya que se aprende cómo se escriben las palabras en la actualidad, sin analizar si antes se escribían de otro modo. Si lo hiciéramos, e indagáramos cómo era antes la regla, sería diacrónico. Para Saussure, el sistema fonológico, solo puede entenderse en forma independiente del tiempo, o sea, de modo estático, y sin analizar la evolución gramatical que ha sufrido.

la Geografía, también puede ser sincrónica, si estudia los espacios geográficos en un momento dado. En cambio, si estudia su evolución en el tiempo, será diacrónica.