Concepto de movimiento obrero

Se conoce con la denominación de “movimiento obrero” a la actividad de las agrupaciones de empleados fabriles, movilizadas en un “plan de lucha” para lograr el reconocimiento de derechos laborales.

Estos movimientos obreros surgieron como consecuencia de la influencia de las ideas comunistas que revaloraron el trabajo obrero frente al aporte de capital, factores ambos (capital y trabajo) necesarios para la actividad industrial, pero que en el capitalismo liberal, dejaba desamparados a los trabajadores, que debían vender su trabajo por la ley de la oferta y la demanda, como si se tratara de una simple mercadería.

La Revolución Industrial que transformó el mundo laboral desde mediados del siglo XVIII, produjo muchas injusticias a nivel social, y contra ellas se organizaron un siglo después los obreros, primero en organizaciones no reconocidas legalmente (clandestinas) hasta que fueron reconociéndose los sindicatos, que agrupaban a los trabajadores de acuerdo a sus oficios, creándose en 1864, la Asociación Internacional de Trabajadores.

Los sindicatos fueron protagonistas desde esa época de grandes luchas, algunas particularmente sangrientas, como la acaecida el 1 de mayo de 1886, que dio origen al Día Internacional del Trabajo.

Estos movimientos obreros en pos de sus derechos (jornada limitada, descanso del Domingo, vacaciones pagas, régimen especial para mujeres y niños) dio origen al Derecho Laboral, que fue ampliando los derechos concedidos, especialmente a partir de la adopción del Estado de bienestar, desde mediados del siglo XX, aunque el neoliberalismo de la década del 70, volvió a desconocer esas importantes conquistas.

Los movimientos obreros no han dejado de actuar, y se mantienen atentos para manifestarse con protestas activas (marchas) o quita de colaboración (huelgas) para obtener derechos o impedir avasallamientos a los ya conquistados.