Concepto de salvoconducto

Un salvoconducto es un medio que permite pasar por un lugar no permitido o peligroso de modo protegido y seguro. Son en general documentos que el gobierno estatal expide y entrega para las personas que necesitan circular por dichos lugares, en general cuando existe una guerra, o se necesitan transportar sustancias peligrosas para un fin legal, o animales exóticos cuyo tráfico no está autorizado, pero se los conduce por ejemplo a una reserva.

En la Ley de las Siete Partidas vigentes desde el siglo XIII en el reino de Castilla se llama a los salvoconductos “cartas de guiamiento”. Debían ser redactadas en latín para que en cualquier país por donde el portador circulara pudieran entender su contenido.

Concepto de salvoconducto

Durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, los aviones de Estados Unidos que volaban sobre el Océano Pacífico tenían un mensaje en tela que pretendía salvar al piloto si el avión era derribado, caía en territorio aliado y no conocía el idioma del lugar, por lo cual estaba escrito en siete idiomas explicando que peleaba contra Japón y que lo ayudaran.

Hay medios no oficiales y aleatorios, que pueden hacer las veces de salvoconductos y proteger la vida de las personas, como sucedió con los judíos músicos, prisioneros de los nazis como se relata en la película “El pianista” los que tenían algunos tratos especiales.

En algunos países, como por ejemplo en Colombia las autoridades migratorias expiden salvoconductos a los extranjeros en forma temporal para legitimar su situación. Los hay de salida y de permanencia. Por ejemplo ante un refugiado o asilado político, se extiende un salvoconducto por noventa días, prorrogable. En Perú se entregan salvoconductos a sus ciudadanos cuando quieran volver a su país pero no pueden hacerlo por carecer de pasaporte o DNI peruano. Duran treinta días y solo sirve para retornar una sola vez.