Concepto de alquenos

Los alquenos o compuestos insaturados, también llamados olefinas o hidrocarburos etilénicos, son aquellos hidrocarburos incoloros, en los cuales sus moléculas contienen el doble enlace carbono-carbono, y esto es lo que determina sus propiedades. El alqueno más simple es el eteno, sus núcleos se hallan en el mismo plano, por lo que es una molécula coplanar. Sus ángulos de enlace H-C-H son de 121 ª aproximadamente y los de enlace H-C-H de 118 º.

La diferencia con los alcanos, es la pérdida de dos átomos de hidrógeno. Los alquenos tienen mayor reactividad que los alcanos y más acidez.

De acuerdo a la IUPAC para nombrar a los alquenos se debe cambiar el sufijo “ano” usado en los alcanos por “eno”, indicando con un número, donde reside el doble enlace. El número del doble enlace es la del primer carbono que sustenta el mismo, anteponiendo ese número al nombre principal del hidrocarburo.

Los alquenos, en los tres primeros términos de la serie son gases, luego hasta el número 18, son sólidos, y los siguientes, son líquidos. Son solubles en disolventes orgánicos pero no en agua.

La hidrogenación (reacción exotérmica entre los alquenos y el hidrógeno) se usa para determinar sus estabilidades relativas.

En un mismo hidrocarburo puede haber dos o más enlaces, de lo que se obtiene los polienos o alquenos polifuncionales. Si a los enlaces dobles le sigue una molécula, se denominan dobles enlaces acumulados.

Para la preparación de alquenos hay cuatro métodos generales que se basan en reacciones de eliminación: la deshidrogenación de alcanos, la deshidratación de alcoholes, la deshidrohalogenación de haluros de alquilo y la deshalogenación de vic-dihaluros.