Concepto de calor

El calor es una forma de energía que los cuerpos almacenan (energía interna) que ocurre en función del estado de vibración de sus moléculas y depende de su estructura. La diferencia de temperatura existente entre los cuerpos hace que el calor se transfiera de un cuerpo a otro por rozamiento. El calor pasa del cuerpo más caliente al más frío. Cuando ambos cuerpos se hallan a la misma temperatura (equilibrio térmico) ya no hay más transferencia de calor. También puede lograrse el calentamiento de un cuerpo si le prendemos fuego; en este caso sería por liberación de energía de un sistema químico.

El calor que se agrega o se quita de un cuerpo a causa de los cambios de temperatura recibe el nombre de calor sensible, que es proporcional a la variación de la temperatura y a la masa del cuerpo en cuestión.

Se denomina calor específico a la energía que se precisa para subir 1 ºC la temperatura de un gramo de sustancia o materia.

Si un sólido recibe la acción del calor, la acumulación de energía en sus moléculas, como energía cinética, aumenta sus vibraciones, venciendo las fuerzas que mantienen unidas a las moléculas conformando el sólido, y pasando al estado líquido. Ese calor aportando que permite pasar del estado sólido al líquido, se llama calor latente de fusión.

El aumento de calor en los líquidos, también produce energía cinética, que transforma el líquido en gas. Ese calor recibido se denomina calor latente de vaporización.

En el Sistema Internacional de Unidades, la unidad de calor es el Joule. Sin embargo existe una unidad muy utilizada que es la Caloría, que es la cantidad de calor que gana un gramo de agua cuando su temperatura aumenta en un grado centígrado. La caloría internacional sería 4,1860 J (joule).

También se aplica el concepto de calor para referirse a la temperatura elevada del ambiente.