Concepto de térmica

Cuando hablamos de térmica estamos haciendo referencia al calor o a la temperatura. En este sentido hablamos de la térmica que hizo hoy (en grados de temperatura) o de la sensación térmica (de cómo se sintió esa temperatura real en los seres vivos, provocando o no incomodidad). En esta última intervienen algunos otros factores como la humedad y el viento. Ejemplo: "A pesar de que la temperatura hoy no registro niveles tan bajos, la sensación térmica fue mucho menor, por efecto del viento"

También se aplica a aquellos materiales capaces de conservar la temperatura, como los recipientes térmicos o las frazadas térmicas. Ejemplos: "Pondré la vianda de mi hijo en un recipiente térmico así al mediodía la come calentita, en la escuela" o "Me compré una manta térmica eléctrica que me ayuda para mi dolor de espalda".

Se denomina energía térmica a la que se libera como calor, que pasa de un cuerpo más caliente a otro con menor temperatura. Puede obtenerse de la naturaleza como la energía geotérmica o la solar, y permite ser transformada en energía eléctrica o mecánica.

Si dos cuerpos están a la misma temperatura no habrá transferencia de calor entre ellos. Se logra, cuando la temperatura inicial de ambos, que están en contacto, era diferente, y luego se equipara, por transferencia de calor. A este estado se lo conoce como equilibrio térmico.

Las máquinas térmicas toman el calor de una fuente, que recibe el nombre de reservorio caliente, transformándolo parcialmente en trabajo, cediendo el resto al exterior, más frío. El resultado de dividir el trabajo hecho por el calor utilizado para lograrlo, se llama rendimiento, que nunca será total, pues es imposible convertir todo el calor en trabajo.

En electricidad se utiliza la llave térmica o también llamada termo-magnética, como medida de seguridad, ya que si circula más corriente que lo que permite la llave, ésta salta e impide que siga pasando electricidad, lo que posibilita evitar accidentes.

Se denomina conductividad térmica a la propiedad de los cuerpos de conducir el calor. Las sustancias que poseen conductividad térmica tienen la capacidad de transferir la energía cinética de sus moléculas a otras moléculas adyacentes o a otras sustancias con las que poseen contacto. En los sólidos metálicos, el calor, es conducido a través de los electrones libres que se desplazan en la red estructural del metal. Los sólidos no metálicos, como por ejemplo, el plástico, no son buenos conductores térmicos, y por eso son aislantes.