Concepto de cinética

La palabra cinética reconoce un origen griego. Proviene de la palabra “kinesis” que significa movimiento.

En Física, la energía cinética es una energía de movimiento, que implica la fuerza (de gravedad, de fricción, muscular o de resistencia interna) que se necesita para provocar la aceleración de un cuerpo que se encuentra en estado de reposo, y ponerlo en movimiento. Ese movimiento se mantendrá en la misma dirección y con velocidad constante, salvo que sobre él gravite una fuerza externa. Para que ese cuerpo retorne al estado de reposo se requiere una fuerza opuesta o contraria, que debe ser igual a la cantidad de energía cinética que en ese momento tenga.

William Thomson, al que se conoce como Lord Kelvin, fue quien le dio el nombre de energía cinética, en 1849.

Otras formas de energía pueden originar energía cinética, y a su vez la energía cinética puede producir otras energías.

La cinetoquímica o cinética química es un rama de la Físico Química, de naturaleza experimental, cuyo objeto de estudio es la rapidez de reacción (de formación y descomposición) en condiciones variables y los eventos moleculares que se producen en la materia, la cual no es constante.

Por ejemplo, en cuanto a la presión, si ésta aumenta y por lo tanto disminuye el volumen, las moléculas de las sustancias se acercan, lo que provoca el aumento de frecuencia de las colisiones, creciendo la velocidad de la reacción directa.

La teoría de la cinética de gases los describe como muchas moléculas con movimiento caótico y aleatorio, donde la fuerza se produce sobre todo durante el choque.