Concepto de corteza

La corteza es la parte exterior de algo, aplicándose a la porción externa de los troncos y raíces de los árboles y plantas (ritidomas). También se habla de corteza del pan (la parte dura que lo cubre) o de la corteza cerebro por ejemplo; y también por extensión, se aplica a cosas inmateriales, como cuando se dice “la dureza de la vida lo hizo esconderse detrás de una corteza de indiferencia”, usándolo como sinónimo de cáscara.

La corteza terrestre es una delgada capa de roca, la más externa y sólida del planeta, formada por capas, con un espesor de entre 6 y 70 kilómetros, y se halla cubierta por sedimentos. También se la conoce como sial, por estar constituida fundamentalmente por silicio y aluminio. Debajo de la corteza terrestre se halla el manto.

La corteza oceánica está cubierta por el mar. La corteza continental es la tierra firme, que se torna más gruesa en zonas montañosas, que se forman cuando las placas que forman la corteza terrestre son empujadas hacia arriba al chocar entre ellas. En los lugares de montañas, la corteza puede alcanzar hasta 100 kilómetros. Cuando se hunden forman fallas.

En Biología, la corteza cerebral cubre los hemisferios cerebrales, y está formada por tejido nervioso. Presenta alargadas y sinuosas prominencias, llamadas circunvoluciones, donde las cisuras o surcos profundos, se encargan de separarlas.

En Botánica la corteza de los árboles y plantas es la que cubre la madera con fines de protección, sobre todo de las variantes térmicas y del ataque de agentes externos como insectos o parásitos. Es utilizada para obtener fertilizantes orgánicos.