Concepto de geosfera

Etimológicamente, geosfera, significa: “geo”= "tierra" y “sphaera”= "cuerpo redondo", aludiendo a la esfera o redondez terrestre, designándose bajo ese nombre al interior de la esfera terrestre, en su parte sólida, cuyo estudio ha sido posible a través de métodos indirectos, como, por ejemplo, el examen de las ondas sísmicas provocadas por los terremotos y el modo que se propagan.

La geosfera está constituida por un radio de alrededor de 6.400 km., en cuyo interior (de aproximadamente 6.740 km.) se distinguen tres capas concéntricas, llamadas 1. Corteza (o litosfera), zona superficial y rocosa de la geosfera, que mide entre 6 y 70 km. de espesor, donde el hombre habita y se desarrolla individual y socialmente, y muy desgastada por la acción del agua; se halla fragmentada en enormes bloques que se mueven a distintas velocidades, sentidos y direcciones, conocidas como placas tectónicas. En sus bordes hay una intensa actividad volcánica y sísmica. Se incluyen, dentro de la corteza, los lechos marinos, y también, las depresiones profundas. La capa superior se conoce copmo SIAL, y está formada por silicatos de aluminio; la inferior es más densa, formada por silicatos de magmesio, y se denomina SIMA 2. Manto (formado por rocas semisólidas). Es la capa más gruesa. El manto está compuesto de magnesio y silicio, con más cantidad de hierro que la corteza. Es la primera capa subterránea, y se extiende a una profundidad de entre 35 y 2.890 kilómetros. A mayor profundidad, se eleva de modo considerable la temperatura y la presión. Las rocas se vuelven cada vez más sólidas y allí se producen los temblores y terremotos 3. Núcleo (compuesto por hierro y níquel) con un espesor de 2.800 km. El núcleo externo es líquido, con temperaturas altísimas (6.000 º C.) y de unos 2.000 km. de espesor; y el núcleo interno es sólido, con un espesor de 1.500 km. Cada una de las capas se encuentra delimitada por zonas que reciben el nombre de discontinuidades, donde los sismos varían su dirección y velocidad. La temperatura, como explicamos, aumenta progresivamente a medida que se incrementa la profundidad pasando de unos 15º C. que es la temperatura media en la superficie de la corteza terrestre a la temperatura 6000º C. del núcleo terrestre.

La geosfera, que, como dijimos es la porción sólida, y las más antigua de la Tierra, junto con la parte acuática, que es la hidrosfera, y la gaseosa, que es la atmósfera, conforman el lugar propicio para que se desarrolle la biosfera, que es el conjunto de seres vivos de nuestro planeta.