Concepto de cristalización

La cristalización es un proceso por el cual ciertas sustancias adoptan la forma cristalina; y se utiliza en las mezclas homogéneas conformadas por un sólido (soluto) disuelto en agua (solvente) para separar la sustancia sólida, eliminando la líquida que no interesa recuperar, por evaporación, usándose frecuentemente en la purificación de sólidos.

Se utiliza para ello un cristalizador, que es un recipiente de poca altura, de vidrio y de amplia boca, donde se coloca la mezcla y se procede a calentarla. Al evaporarse el líquido, por el aumento de la energía cinética de sus moléculas, el sólido precipita (cae) y queda en el cristalizador, con forma cristalina, o sea, constituyéndose un sólido homogéneo, de moléculas estáticas, delimitado por caras planas, como ocurre para producir sal o azúcar.

Se usa también el término cristalización para referirse a las ideas, proyectos o sentimientos que toman forma y se concretan. Por ejemplo: “Su amor cristalizó en una familia”. Además, se aplica a situaciones que ya no admiten variantes. Por ejemplo, “la discusión sobre el divorcio, se cristalizó en las leyes que lo regulan”. Se dice que la actividad política como un fluir o accionar, se cristaliza en el Estado como institución.

En los test para medir el coeficiente intelectual se toman en cuenta la inteligencia cristalizada y la fluida; siendo la primera, la que se basa en conocimientos y habilidades ya adquiridas (que se cristalizaron pues ya están incorporados a la mente) y la segunda, en procesos que originan nuevos medios de solución de problemas novedosos, y el individuo debe relacionar los conceptos cristalizados que posee, para adaptarlos a las nuevas situaciones.