Concepto de dientes

Son piezas óseas, blancas, con función especialmente masticatoria, que el hombre y otros animales poseen implantados en sus huesos maxilares, dentro de la cavidad bucal.

Se distinguen entre los dientes; los incisivos (son ocho) que cortan el alimento, los caninos (son cuatro) que los desgarran, por ser afilados y puntiagudos, mientras los molares (son 12) y premolares (son ocho), los trituran, preparando la acción de la saliva que formará el bolo alimenticio.

Los dientes participan también de posicionar la musculatura facial. En el hombre, hasta la edad de 7 años existen 10 dientes por mandíbula (20 en total) y son denominados dientes de leche o de primera dentición. No son definitivos. Los permanentes en el ser humano adulto, alcanzan el número de 32 (16 dientes por mandíbula).

Los dientes se componen de una raíz, que se halla implantada en el alvéolo, de la cual se desprende un cuello, y luego viene la corona o cuerpo, que es la parte que se visualiza, pues sobresale del alvéolo.

Internamente, si cortamos un diente podemos hallar en él una parte muy dura, periférica, que se denomina marfil o dentina, que está cubierta por esmalte, al ras de la corona (la parte más externa del diente); y a nivel de la raíz se recubre por cemento. La pulpa dentaria es una materia blanda, contenida en una cavidad que se halla en el centro del diente. Allí se ubican venas, arterias y nervios que se introducen en el vértice de la raíz.

Otras acepciones de la palabra diente son cada uno de los gajos del ajo, que en su conjunto forman la cabeza de ajo; y las partes puntiagudas que presentan ciertas herramientas o cosas, como los dientes de la sierra.