Concepto de dentición

Dentición es un vocablo de origen latino. Procede de “dentitio”, término integrado por el sustantivo “dentis” que se traduce como “diente” más el sufijo de acción y de efecto “tio”.

La dentición es un proceso por el cual, ciertos animales vertebrados forman estructuras anatómicas duras, por ser calcificadas, llamadas dientes, que le sirven para masticar alimentos y están localizadas en la cavidad bucal.
En los humanos, el proceso de dentición comienza en general entre los cuatro y los siete meses de edad. Lo común es que primero aparezcan los dos incisivos inferiores centrales, y al mes o dos de la aparición de esos primeros dientes, los cuatro incisivos superiores (dos centrales y uno lateral a cada lado de ellos). Al cabo de otro mes, los incisivos centrales inferiores se verán acompañados a cada lado por los incisivos laterales, y luego surgen los puntiagudos caninos.

Luego ven la luz las primeras muelas o primeros molares, y luego, los segundos molares, en la parte posterior de las encías.

A los tres años aproximadamente, los niños completan su dentición temporal (conocida como “dientes de leche”) con 20 dientes en total.

Este proceso suele ser angustioso para los padres, y molesto y doloroso para los pequeños, que pueden llorar más de lo acostumbrado. Ofrecerles objetos para morder, especialmente diseñados para ese fin, puede aliviarlos.
Los dientes deben ser cuidados e higienizados siempre, pues, aunque los primeros dientes caerán, guardan su espacio para los dientes definitivos que los reemplazarán. Al principio deberán cepillarse muy suavemente sin pasta dental, la que debe añadirse alrededor de los dos años de edad.

A los seis años aproximadamente comenzarán a caer los dientes temporales, proceso que acabará alrededor de los 12, y aparecerán los dientes definitivos, que llegarán a totalizar 32, con ocho incisivos, cuatro caninos, ocho premolares y doce molares, cuatro de los cuales, ubicados al final de cada serie, como terceros molares, son conocidos como “muelas de juicio” ya que aparecen entre los 16 y los 20 años de edad.