Concepto de emérito

La palabra emérito es un adjetivo que procede del latín “emeritus”, participo del verbo “emerere” término integrado por el prefijo “ex” = “de” o “por” y el verbo “merere” en el sentido de “merecer”.

Emérito es alguien que merece un premio, galardón o recompensa por su trayectoria y logros, lo que se alcanza luego de un tiempo de servicio, siendo este reconocimiento, dado al final de la carrera, empresa o tarea cumplida. En la Antigua Roma, se aplicaba entre otros casos, a los veteranos del ejército, cuando alcanzaban el retiro luego de una impecable foja de servicios. En la actualidad se usa para quienes ya han concluido sus funciones en el sacerdocio, en la docencia universitaria, o para algunos directores de orquesta, como el caso de Irwin Hoffman (1924-2018) estadounidense muy ligado a Costa Rica, que fue director emérito de la Orquesta Sinfónica Nacional de Costa Rica, desde 2013, luego de desempeñarse entre los años 1987 y 2011.

Obtener la distinción de emérito le permite a la persona que lo recibe seguir participando en eventos y actividades propias de la función que desempeñaba cuando estaba activo, asistir a eventos, siendo considerado invitado de honor, y tomar intervención en debates, e incluso, votar, para la toma de decisiones, pues se les reconoce su experiencia, formación y valía. Por supuesto, todo dependerá de su estado de salud, pues se trata de personas generalmente ancianas, las que han obtenido su retiro.

Ejemplos: “El profesor titular de la cátedra de Anatomía, se jubiló luego de un impecable desempeño de 30 años, pero sigue en el cargo como profesor emérito, para que sigamos disfrutando de sus interesantes clases” o “Los arzobispos eméritos actúan como consultores en la Conferencia Episcopal”.

Un Papa Emérito, en el catolicismo, es el título que recibe el Sumo Pontífice, que renuncia a su cargo por su propia voluntad, como el caso del Papa Benedicto XVI, que lo hizo el 11 de febrero de 2013.

En la Monarquía española, los reyes salientes, Don Juan Carlos I y su esposa, la reina Sofía conservan tras su abdicación, el título de Reyes Eméritos. Don Juan Carlos I de España detentó el título de Rey entre el 22 de noviembre de 1975, y el 19 de junio de 2014, fecha en que asumió el trono su hijo Felipe VI.