Concepto de aprensivo

La palabra aprensivo alude a aquel que tiene una personalidad susceptible a la aprehensión, del latín “apprehensio”, término integrado por los prefijos “ad” que indica “hacia” y el de antelación, “prae”; el verbo “endere” significa “atrapar”.

Un aprensivo es aquel ser humado temeroso de sufrir algún daño, por parte de objetos o sujetos; especialmente si son enfermedades.

Alguien puede ser aprensivo a ciertos animales, como ratas, arañas o cucarachas, pues le generan una sensación de pavor, además de ser agentes de propagación de enfermedades.

Son personas que suelen ser muy meticulosas con la higiene: la personal, la del hogar, la de los alimentos, y esto puede dificultares la vida social, ya que pueden llegar a querer no saludar a alguien con un beso o apretón de manos, si sospechan que pueden contagiarlos algo. Comer en algún lugar distinto de su hogar, sin saber con certeza que el cocinero cumplimentó de manera pormenorizada todos los procesos de aseo, o dormir en camas ajenas, puede resultar tarea imposible o demasiado estresante.

No es que sea malo tomar precauciones a la hora de evitar enfermarse, sino que el aprensivo es muy exagerado en cuanto a esto. Además, los más leves síntomas de alguna dolencia, hacen que se inquiete e imagine los escenarios más terribles y las enfermedades más peligrosas, siendo en este caso, hipocondríaco.

Son personas inseguras, temerosas, impresionables, escrupulosas, que temen perder el control de sus vidas, sumamente perfeccionistas, pesimistas y altamente sugestionables. Ven problemas donde no los hay, y se preocupan por cosas que, lo más probable, es que nunca sucedan.

En ocasiones se es aprensivo no es solo consigo mismo, sino con sus seres queridos: hijos, padres, esposos, etcétera, por lo cual, la vida junto a esas personas se hace difícil, por el excesivo control y sobreprotección que realizan.
Un adecuado tratamiento psicológico puede ayudar a las personas aprensivas a lidiar con esta manera de sentir y percibir su entorno, para que se torne más amigable y menos amenazante.