Concepto de disglosia

Existen personas de coeficiente intelectual normal, sin problemas neurológicos o sensoriales, que han recibido educación y estimulación adecuadas, que presentan dificultades para expresarse oralmente causada por algún trastorno en los órganos vinculados a la fonación (congénito o adquirido). Esto se conoce como disglosia, lo que puede tener serias consecuencias a nivel físico y especialmente psicológico, ya que quien se expresa en forma poco clara o diferente al resto, es objeto de bromas, que pueden generar complejos que acompañen toda la vida, angustia y depresión. Tiene gran influencia también en el rendimiento escolar y el posterior desempeño laboral y social en general, si no se lo trata a tiempo.

Concepto de disglosia

Las causas más frecuentes de disglosia son el paladar y/o labio hendido; el paladar corto; la parálisis facial; la neuralgia del trigémino; que sea demasiado largo (hipertrófico) el frenillo del labio superior o muy corto el de la lengua; que ésta tenga problemas constitutivos; que se presente una alteración morfológica de los maxilares; en la forma y disposición de la dentadura; en la forma de los labios, o en su movilidad o fuerza, o ser causada por traumatismos.

Para un tratamiento adecuado se debe reconocer primero el órgano implicado para lograr que cumpla su función lo más normalmente posible. Estos niños frecuentemente (no en todos los casos, ya que por ejemplo una mala posición de los dientes puede corregirse con ortodoncia) deben visitar quirófanos y les quedan cicatrices, por lo cual además de la atención médica, de rehabilitación y estimulación, se aconseja que se apoye con una terapia psicológica.